Diálogo interdenominacional sobre la vigencia de los ministerios apostólico y profético

La presente es una conversación entre un ministro presbiteriano y yo acerca de la existencia actual de los ministerios apostólico y profético.  Al considerarla de interés decidí hacerla pública con previa autorización del señor Naamán. 

Comentario realizado Por el señor Naamán con relación al artículo ¿Existen hoy en día los apostoles? Contrarrespuesta

Mayo 31, 2014

Hola…al leer el escrito y los comentarios me convenzo de que les falta demasiado nivel para compararse al análisis teológico de personajes como John MacArthur. Estoy de acuerdo que hay que escudriñar la Biblia, pero para ello se requiere de las herramientas exegéticas necesarias para entender el texto bíblico en su contexto y la hermenéutica que les ayudará a aplicar la enseñanza bíblica. No es solo un análisis subjetivo de las enseñanzas de ciertos autores, se requiere mayor profundidad. Y la profundidad de quienes hacen estos comentarios no se compara al análisis de los escritores criticados.

Inicio de conversación entre el señor Naamán y Alfred Toledo via correo electrónico

Mayo 31,2014

Hola señor Naamán, Perdone que le escriba por este medio pero me ha llamado la atención su comentario. Estoy de acuerdo con usted en que es un atrevimiento de mi parte contradecir a los señores Lawson y McArthur. Sin embargo no he podido encontrar fallos en mi declaración, y por causa de mi conciencia no pude dejar de publicarlo. La verdad es el valor principal de mi vida, y no podría verle la cara a Dios si por temor o por verguenza dejara de defender la verdad. Le doy mi palabra que ando buscando alguien que pueda corregir mis comentarios. Si puede por favor dígame donde usted considera que he fallado. Si al sopesar su corrección entiendo que tiene razón (ajustandose a las normas de la hermenéutica) voy a rectificar el comentario y a darle un agradecimiento público a usted. Muchas gracias de antemano, y deseando que Dios derrame bendiciones sobre su vida me despido.

Alfred Toledo

Respuesta del señor Naamán con algunos estudios de interés

Mayo 31, 2014

Hola Señor Alfred. Me agrada tu interés en el tema y sí quiero saber si ha leído el artículo de MacArthur que se encuentra en la siguiente página web: http://elevangeliosegunjesucristo.blogspot.mx/2013/12/marcas-de-un-verdadero-apostol_18.html

Y los análisis hacía el apostolado posmoderno del teólogo reformado Juan Stam que se encuentran en las siguientes páginas web:
Si estos análisis no le convencen, entonces tiene que comenzar su propio análisis bajo las recomendaciones que antes le he dado, para que su respuesta sea puramente bíblica y no subjetiva, como se percibe.
Mi deseo y oración es que Dios le ilumine hermano Alfred!

Respuesta de Alfred Toledo con análisis hermenéutico de los tres estudios

Junio 1, 2014

Hola hermano Naamán, bendiciones de lo alto para usted y los suyos.He leido los tres textos que me recomendó, bastante interesantes y enriquecedores. Sin embargo sigo viendolos incorrectos desde el punto de vista de la hermenéutica. A continuación le escribo mi análisis, y le ruego tome unos minutos para leerlo. En azul he transcrito fragmentos de los artículos suministrados por usted. Sobre el artículo de McArthur: Al escribir su epístola a los Efesios, Pablo explicó que sus lectores eran parte de la familia de Dios “edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular” (Efesios 2:19-20). Ese pasaje iguala a los apóstoles con el fundamento de la iglesia. No significa nada si no limita de manera decisiva el apostolado, a las primeras etapas de la historia de la iglesia. Después de todo, un fundamento no es algo que pueda ser reconstruido durante todas las fases de la construcción. El fundamento es único, y siempre se pone en primer lugar, con el resto de la estructura descansando firmemente sobre ella. Aquí pienso que no se ha analizado el texto correctamente, quiza por no ver algunos puntos importantes pero sutiles en torno al pasaje. Si leemos el capítulo completo, vemos al apóstol narrando como hemos sido rescatados por Dios reuniendonos con Israel en un solo pueblo. En los versos 19 y 20 Pablo esta hablando del Antiguo Testamento escrito por los profetas y el Nuevo Testamento escrito por los apostoles, es decir la Biblia, que sin lugar a dudas es nuestro fundamento. No obstante, dado que muchos apóstoles y profetas no dejaron testimonio escrito, tenemos que concluir que no todos los profetas ni todos los apostoles pusieron fundamento para nosotros, porque salta a la vista que no todos fueron escritores inspirados. Esto no deja lugar para la duda, este pasaje solo habla de aquellos apóstoles y profetas que escribieron en las escrituras. De otro modo habria que aceptar que por ejemplo Natanael puso fundamento en la iglesia de Corinto, y en usted y en mi, y ambos sabemos que no es asi. E incluso en el siglo I, cuando todos están de acuerdo en que los dones milagrosos eran plenamente operativos, sólo un grupo muy selecto de líderes espirituales fueron considerados como apóstoles. Principio de herméutica: La Escritura se consulta con la Escritura. He aqui una regla de hermenéutica transgredida al no consultar otros versos de las escrituras. Hay muchos ejemplos de apóstoles en el Nuevo Testamento, además de los doce. A continuación algunos ejemplos: • Lucas llama a Bernabé apóstol Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas y se lanzaron entre la multitud, gritando

Hechos 14:14 (énfasis añadido)

• Pablo llama apóstoles a Andrónico y Junias Saludad a Andrónico y a Junias, mis parientes y compañeros de prisiones. Ellos son muy estimados entre los apóstoles, y además creyeron en Cristo antes que yo.

Romanos 16:7

Principio de herméutica: La Escritura debe analizarse en su contexto histórico.Tambien la hermenéutica dicta que hay que estudiar el contexto histórico junto con el gramatical. Curiosamente, existe un documento escrito durante el siglo I llamado La Didaché que menciona a apóstoles y profetas ministrando. Nunca pondria un texto ajeno al canon biblico a la misma altura que la Palabra de Dios, pero leer escritos de la iglesia primitiva ayuda a entender lo que sucedia durante el siglo I. A continuación una transcripción de dicho texto: …Ved ahí como según los preceptos del Evangelio debéis portaros con los apóstoles y profetas. Recibid en nombre del Señor a los apóstoles que os visitaren, en tanto permanecieren un día o dos entre vosotros: el que se quedare durante tres días, es un falso profeta. Al salir el apóstol, debéis proveerle de pan para que pueda ir a la ciudad donde se dirija: si pide dinero, es un falso profeta. Al profeta que hablare por el espíritu, no le juzgaréis, ni examinaréis; porque todo pecado será perdonado, menos éste. Todos los que hablan por el espíritu; no son profetas, solo lo son, los que siguen el ejemplo del Señor. Por su conducta, podéis distinguir al verdadero y al falso profeta. El profeta, que hablando por el espíritu, ordenare la mesa y comiere de ella, es un falso profeta. El profeta que enseñare la verdad, pero no hiciere lo que enseña, es un falso profeta. El profeta que fuere probado ser verdadero, y ejercita su cuerpo para el misterio terrestre de la Iglesia, y que no obligare a otros a practicar su ascetismo, no le juzguéis, porque Dios es su juez: lo mismo hicieron los antiguos profetas. Si alguien, hablando por el espíritu, os pidiere dinero u otra cosa, no le hagáis caso; pero si aconseja se dé a los pobres, no le juzguéis.

La Didache, Capítulo 11

Aqui los apostoles son definidos como un oficio común. Pueden llegar apostoles desconocidos y deben ser recibidos, pero tambien evaluados para ver si son verdaderos. Este documento demuestra que no solo los doce eran apóstoles, y que tambien habian profetas ministrando durante el siglo primero. Creo que teniendo un texto de este siglo referenciando a los apostoles junto a los versos antes mencionados debe ser suficiente evidencia para cualquiera de que no solo los doce eran apostoles. Me saldre del tema brevemente. Es curioso como este documento distingue al falso profeta por su conducta, y me parece interesantísimo que hoy en día la gran mayoria de los ministros fracasarían al ser evaluados por este texto, aunque no todos. En siglos posteriores, ningún padre de la Iglesia afirma que es un apóstol, sino que los líderes cristianos del siglo II vio el período apostólico como único e irrepetible. Ese fue el consenso de los fieles –hasta el siglo XXI, cuando, de repente, se nos dice que una vez más debemos aceptar el resurgimiento de los apóstoles en la iglesia. Desde una perspectiva puramente bíblica (y desde cualquier perspectiva histórica clara también), tales afirmaciones modernas están tan confundidos como lo presumen. Es totalmente cierto que el oficio de apóstol no es mencionado en las cartas de los padres apostólicos como algo vigente. El problema es que ninguno de los padres de la iglesia menciona tampoco el oficio de evangelista. La palabra pastor es mencionada solo unas tres veces entre todos los textos y solo en forma metafórica. No se mencionan a los profetas como ministerio vigente. Si utilizamos este argumento para decir que no existen los apóstoles entonces tendremos que suprimir también a los evangelistas y pastores.   Sobre el artículo de Juan Stam Para enfocar este tema, es necesario primero analizar los diferentes usos de la palabra griega apostolos. El término se deriva del verbo apostellô, que significa simplemente “enviar”. Por eso, (1) el sentido más general de apostolos, como en Juan 13:16, es cualquier persona enviada en cualquier misión (recadero, mandadero). Un aspecto más específico de este sentido (2) ocurre en 2 Cor 8:23 y Fil 2:25 cuando mencionan “los mensajeros de las iglesias” (apostoloi ekkêsiôn), como delegados comisionados por las congregaciones para alguna tarea. En tercer lugar (3), la palabra significa “misionero”, que es el equivalente en latín (del verbo mitto, misi, “enviar”). En este sentido Jesucristo es el “misionero” enviado por Dios (Heb 3:1). Como veremos más adelante, Cristo no era “apóstol” en el mismo sentido que los doce, sino como “enviado” y “misionero” del Padre y prototipo de la misión de la iglesia (Jn 20:21; Mr. 9:37; Mt 10:40; Jn 13.20: Jesús es el Enviado del Padre). El cuarto sentido (4) es lo que generalmente entendemos por “los apóstoles”, como Pedro, Pablo y los demás. En ese aspecto, el término podría llamarse un título, de una primacía en cierto sentido jerárquica. Dados estos diversos sentidos de la palabra “apóstol”, es necesario en cada texto bíblico determinar cuál de ellos se está empleando. Serios problemas resultan cuando se confunde un sentido con otro. Los “apóstoles” de hoy toman pasajes donde el término significa “misionero” pero los aplican en el otro sentido y quieren atribuirse los títulos y autoridades de los doce y de Pablo. En primer lugar aclaro que es imposible que los apóstoles modernos puedan adjudicarse la autoridad de la Palabra escrita. Si alguno asi lo hace, el tal es un falso profeta. Ahora para responder al señor Juan Stam enumero algunos textos,  donde la palabra apóstol no solo se encuentra en el texto griego sino en el texto Peshitta escrito en arameo. • Incluye a Apolos, entre los apóstoles Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor a vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de uno os envanezcáis unos contra otros, porque, según pienso, Dios nos ha puesto a nosotros los apóstolesen el último lugar, como a sentenciados a muerte. ¡Hemos llegado a ser un espectáculo para el mundo, para los ángeles y para los hombres!

1 Corintios 4:6,9 (Énfasis añadido)

• Silvano y Timoteo también son descritos como apóstoles de Cristo Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

1 Tesalonicenses 1:1

Tampoco buscamos gloria de los hombres, ni de vosotros ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo.

1 Tesalonicenses 2:6

• Aún Epafrodito es llamado apóstol en el texto griego de Filipenses 2:25 αναγκαιον δε ηγησαμην (y necesario he creído) επαφροδιτον τον αδελφον και συνεργον και συστρατιωτην (enviarles a Epafrodito, mi hermano, colaborador y compañero de lucha) υμων δε αποστολον (apóstol de ustedes) και λειτουργον της χρειας μου (y servidor público de mi necesidad) πεμψαι προς υμας (enviarles a ustedes)   Dado que estos textos están confirmados en el texto Peshitta, es altamente improbable que la palabra apostolos en cuestión se refiera a un misionero, puesto que si así fuera entonces nuestra interpretación del griego y de los textos es superior a aquellos traductores cristianos que vivieron en la época de los apóstoles, sin contar a los traductores bíblicos en mas de quince idiomas consultados. Recordemos que el texto Peshitta data del siglo II, y hay quien piensa que este texto es el original y no una traducción. Yo soy de los que piensa que el Nuevo Testamento original fue escrito en griego con excepcion de Mateo, y luego traducido al arameo. En este contexto, 1 Corintios 15 es especialmente importante. En este pasaje Pablo afirma vigorosamente la fe en la resurrección (15:1-8, 12-58) pero también, menos conspicuamente, defiende su propio apostolado (15:8-11). Después de definir el evangelio como la muerte, sepultura y resurrección de Cristo (15:1-4), Pablo enumera una lista de los que podríamos llamar “los testigos autorizados de la resurrección” (15:5-8): Céfas, los doce, más de quinientos hermanos, Jacob, después todos los apóstoles y al final Pablo mismo. Por eso, de las varias personas que el Nuevo Testamento llama apóstoles, sabemos que tenían que haber sido testigos presenciales de la resurrección. La parte central del capítulo 15 es desde el verso 11 en adelante donde Pablo defiende la doctrina de la resurrección. Los versos del 1 al 10 no son puestos para defender el apostolado, sino para explicar que los doce (personas de alta dignidad entre los cristianos), más de quinientos hermanos (muchas personas que habían creído), Jacobo (le había visto resucitado en tres ocasiones), luego a los doce juntos y por último Pablo mismo quien les hablaba habían visto a Jesús resucitado. Dudar de la resurrección era dudar del testimonio de quinientas trece personas, trece de ellas fundadores de la fe que ellos  mismos profesaban. Supongo que lo que el señor Stam quiere hacer ver era que Pablo cumplia con los puntos descritos para escoger a Matías, y tiene razón, ¿pero que de los otros apóstoles mencionados en las escrituras y en la Didache? En cambio, de líderes que sabemos que no habían participado en esa experiencia, como Apolos y Timoteo, el Nuevo Testamente nunca los llama “apóstol”. Si lo hace, y con los dos. (ver más arriba los textos confirmados con los manuscritos arameos) El verbo “constituyó” (4:11, edôken, “dio”) es un pretérito punctiliar, que describe algo que Cristo hizo cuando ascendió, conforme también al modelo del Salmo 68. No dice absolutamente nada sobre el futuro, si Cristo seguiría dando apóstoles a la iglesia, hasta su segunda venida, como podrían haber sugerido otros tiempos verbales. Como comenta I. Howard Marshall en el Comentario Bíblico Eerdmans (p.1389), “Puesto que esta carta vino de una época cuando estaban funcionando apóstoles y profetas, es imposible sacar alguna conclusión desde este pasaje sobre su continuación o no en la iglesia después”. Principio de herméutica: Tenemos que leer los versos que anteceden y preceden para interpretar un texto. Vamos a leer los versos del 11 al 13para establecer el contexto, porque hay dos palabras confirmadas en el original griego que aqui se han pasado por alto: Y Él mismo dio: unos, apóstoles; otros, profetas; otros, evangelistas; y otros, pastores y maestros;  a fin de adiestrar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,  hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

 Efesios 4:11-13

He enfatizado la frase “hasta que”, que es traducida del griego “Mekris” y que hace referencia al final de un periodo de tiempo. Implica que todo lo anterior se seguirá haciendo mientras no se cumpla una condición. En este caso, la condición es que todos lleguemos a la unidad de fe y del conocimiento del hijo de Dios. Al mismo tiempo, la palabra todos (Gr. Pas), envuelve el conjunto completo de santos de todas las épocas y todas las denominaciones; no algunos, ni siquiera la mayoría, sino todos.  Está demás decir que la Iglesia de Cristo aun no ha llegado a alcanzar la unidad de la fe, ni la unidad del conocimiento pleno de Cristo. Esto no nos deja posibilidad alguna para puntos intermedios: los ministerios, incluido el ministerio apostólico, seguirán funcionando hasta que todos hayamos llegado a alcanzar la perfección. De manera que en este pasaje si existe una referencia futura. Conclusión: Dos de los grandes vicios de la iglesia evangélica hoy son la sed de poder, prestigio y riqueza de algunos de nuestros líderes, y entre los fieles el culto, ciego y casi idolátrico, a las personalidades famosas. Hay mucha obsesión con títulos, oficios y el poder lucir y ser importante. Se emplean constantemente las técnicas de publicidad y promoción del mundo secular. Eso es totalmente contrario al espíritu de Jesucristo y del evangelio. Mucho más acertado es el viejo refrán, “al pie de la cruz, todos somos párvulos”. Hace unos años, en un foro sobre el tema de los apóstoles, alguien intervino para decir, “Antes era suficiente el título de pastor, pero ahora con las enormes megaiglesias, llamarlos pastor les queda muy corto.” ¡Al contrario! Si el título “pastor” les queda corto para ellos, ellos se quedan demasiado cortos para el título de pastor. Muy pero muy acertado, y al mismo tiempo muy triste. Ningún ministerio es mayor que el otro. ¿Cuál es mayor, un apóstol, un profeta o un pastor? Ninguno en realidad. Todos somos simples seres humanos, pecadores en gran medida que hemos sido dotados de una gracia de Dios y se nos encargó un trabajo. Todos somos iguales en ese sentido, aunque algunos se hacen pequeños en el Reino por querer ser demasiado grandes en la tierra. Gracias hermano una vez mas por enviarme estos textos. Creame que me han enriquecido. Mi respuesta de mas arriba no la he puesto con el fin de contender con usted, porque estas cosas nunca han sido de provecho. Se las he enviado porque me ha parecido bien exponerle mi punto de vista para por lo menos intentar enriquecerle a usted tambien tanto como yo lo he sido, y porque pienso que seria descortés no contestar su correo anterior. Sin mas que agregar, y siempre a su disposición me despido, no sin antes expresarle mi deseo de que usted sea bendecido cada día con toda bendición espiritual, y que Dios nos ayude a todos nosotros a ser perfeccionados en su Hijo. Alfred Toledo

Respuesta del señor Naamán

Junio 2, 2014

Hola hermano Alfred. Me produces una enorme admiración. Tienes muy buenos fundamentos para defender tu postura respecto al ministerio apostólico actual, y eso es más que excelente. Denominacionalmente existen diferentes métodos de interpretación, y lo írónico de todo es que aunque se trata de encontrar el significado del texto bíblico, las exégesis y hermenéticas no coinciden. Esto seguramente de debe a que no se puede aplicar un método exegético si prejuicio alguno.

A pesar de esto, tu interpretación me parece muy aceptable. Tiene la argumentación debida y quizá esto fue lo que no logré ver en el artículo al que primariamente escribí. Pero te felicito porque tus convicciones están firmemente fundamentadas. La linea de interpretación y denominacional puede ser uno de los factores por los que no estemos de acuerdo, pero es muy aceptable lo que piensas y crees.
Ha sido un placer charlar con usted sobre estos asuntos, que son sumamente importantes para nuestra vida cristiana.

Respuesta de agradecimiento de Alfred Toledo

Junio 5, 2014

Hola hermano Naaman,
Me ha hecho sentir muy bien su mensaje. Es la primera vez que alguien me dice algo como esto. Al mismo tiempo quiero agradecerle por tomarse su tiempo para leer mi largo correo.Con respecto del prejuicio y el método exegético,  usted tiene toda la razón. A pesar de esto, en mi opinión, dado que la Palabra de Dios es perfecta y sin errores, la hermenéutica es tanto o mas precisa que las matemáticas. Nosotros los seres humanos somos los que cometemos los errores, a menudo debido a que no hemos entendido e investigado diligentemente toda la verdad. Solo una parte. Aprovecho para solicitar permiso para publicar los datos incluidos en nuestra conversación en mi página. El placer ha sido mio. Deseo que reciba grandes bendiciones señor Naamán. Saludos,

Alfred Toledo

Respuesta del señor Naamán autorizando a publicar nuestra conversación

Junio 5, 2014

Hola señor Alfred. Me agrada mucho saber que le ha sido de mucha ayuda nuestra plática. Desde luego, los prejuicios denominacionales de la hermeneutica se deben a los diferentes metodos de interpretación, así como teológicos; además, es consecuencia de los estragos causados por el pecado en el intelecto del ser humano. Sobre publicar nuestra conversasion, es todo un placer, esperando, desde luego, que otros sean edificados

Responses

  1. Por supuesto que DIOS nos dejo su palabra escrita como única norma de nuestra fe , pero por la conciencia y la razón tambien nos va a pedir cuentas , basta con hacer una comparación con los doce que nombro JESÚS y con los que ahora quieren ser , y a la vista salta que solo quieren títulos y poder , hay que ser muy estúpido para no darse cuenta que son una bola de aprovechados sinvergüenzas .

    • Totalmente de acuerdo Grevin.
      Creo que el 80% de los apóstoles de hoy son falsos (por dar una cifra), y para colmo parece que todos los mas famosos tambien son falsos.
      Por otro lado no se sorprenda, pero muchisimos pastores, profetas, evangelistas y maestros son falsos tambien. Vivimos en un tiempo donde hay que hacer una labor detectivesca para encontrar los verdaderos ministros de Dios, y esto es por demás lamentable.
      El evangelio es un negocio para muchos, pero todavia quedan siete mil que no han doblado su rodilla ante Baal.

      Saludos y bendiciones,

    • ESTE ES UN TEMA BASTANTE DISCUTIDO,QUISIERA APARTE DE LA HERMENEUTICA DAROS UN POQUITO DE LA REVELACION QUE HE TENIDO EN CUANTO A ESTO DE LOS APOSTOLES: “LOS APOSTOLES DE CRISTO(DEL CORDERO) Y EL APOSTOLADO DEL ESPIRITU SANTO, VEAMOS EN TRES ETAPAS VIDA-RESURRECCION.Y ASCENCION DE CRISTO, LOS APOSTOLES DEL ESPIRITU SANTO(LLAMADOS POR EL)HECHOS 13:1 SON PARA LA EDIFICCACION DE LA IGLESIA QUE COMPRO CRISTO CON SU SANGRE EN LA CRUZ,

  2. Alfred , yo debo tomar una decisión ¿ mi razón O la escritura ? porque lo que pienso y digo puede ser muy lógico , pero no bíblico. y según Hechos 1:21 y 22 solo por citar un pasaje , un requisito para ser apóstol era ser testigo presencial del ministerio de Jesus y su resurrección , y este requisito es imposible de cumplir para este montón de payasos charlatanes que hoy se hacen llamar apóstoles …… Así que tenemos que decidir ¿ la escritura o la razón ? Cero neoapostoles pues un 20 % como usted lo sugiere , tal vez sea lógico pero no bíblico . les recomiendo que busquen en google : ¿ Es bíblico tener apóstoles hoy juan stam .
    Que DIOS nos de sabiduría para hacer SU VOLUNTAD y no la nuestra .

    • Hola Grevin,

      Por favor lea el articulo de nuevo, porque la segunda mitad responde a Juan Stam.

      Voy a responder a la siguiente pregunta en breve: Segun las escrituras, ¿hace falta ser testigo del ministerio de Jesus y su resurreccion para ser apostol?

      Por lo demas estamos de acuerdo en que hay una inmensa cantidad de payasos charlatanes que se hacen llamar apostol, pero no todos son asi.

      Bendiciones,

  3. Querido compañero , si ves bien mi comentario veras que escribí ” solo por citar un pasaje ” pues son varios los pasajes que descalifican a los ( que se hacen llamar apóstoles hoy ) .Hasta hoy a mis 55 años no he conocido alguno que llegue siquiera a los tobillos de alguno de los doce , si tu conoces algunos pues que bendición para usted ,esa encomienda que JESÚS les dio a los 12 les queda muy grande y eso que ellos eran de carne y hueso como nosotros , respeto tu forma de pensar ,pero ese cuento no es para mi , no hay nuevas revelaciones , los apóstoles nombrados por JESÚS hoy tienen vigencia están vivos y siguen hablándonos por la biblia ( palabra viva y eficaz Hebreos 4:12 ) para mi es suficiente , pero hay algunos que necesitan constantemente nuevas revelaciones como si fuera cosa de modas , o tendencias )


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: