¿En verdad hay tanta similitud entre Jesús y Mitra?

A continuación un escrito respecto a este tema, escrito por el pastor Sugel Michelén. El artículo original se encuentra en la siguiente página: http://www.todopensamientocautivo.com/2011/01/%C2%BFen-verdad-hay-tanta-similitud-entre-jesus-y-mitra/

El mitraísmo fue una religión de misterio, de origen iraní, que llegó a ser muy popular en Roma, sobre todo entre soldados y mercaderes. Sus adeptos se organizaban en sociedades secretas, compuestas exclusivamente por hombres, que rendían culto al dios Mitra.

Uno de los problemas que confrontamos al tratar de comparar esta religión con cualquier otra es la poca información, relativamente hablando, que tenemos proveniente de ellos mismos. Aparte de unos pocos textos y unos cuantos grafitis, lo que sabemos del mitraísmo proviene de sus oponentes, incluyendo los neo platónicos y los cristianos.

La idea de que existen muchas similitudes entre el cristianismo y el mitraísmo se debe mayormente a las teorías de un erudito Belga Franz Cumont, que publicó en 1903 una obra muy famosa titulada Los Misterios de Mitra. En esa obra Cumont especula que el mitraísmo tuvo una gran influencia sobre el cristianismo en sus primeros años; sin embargo, sus conclusiones han sido ampliamente rebatidas y rechazadas por la erudición casi en su totalidad.

Uno de los eruditos más reconocidos en el campo es Edwin Yamauchi, doctor en estudios Mediterráneos, reconocido por su meticulosidad al examinar las evidencias históricas. Yamauchi ha estudiado 22 lenguas, incluyendo Acadio, Arameo, Griego, Hebreo, Chino, Copto, Egipcio y Ugarítico. Entre sus 17 libros publicados está su extensa obra titulada “Persia y la Biblia”, en el que incluye sus descubrimientos sobre el mitraísmo. Yamauchi es sumamente respetado en la comunidad académica.

El galardonado historiador Paul Maier dijo de él: “Ningún académico mundial hoy día posee un mejor olfato para distinguir el sensacionalismo de la sensatez, los excesos más allá de la evidencia, y la especulación en lugar de la erudición”.

Al ser entrevistado por Lee Strobel en el libro “The Case for the Real Jesus” acerca de las similitudes entre Jesús y Mitra, estas fueron sus respuestas (voy a parafrasear las preguntas de Strobel para contextualizar las respuestas de Yamauchi):

¿Es verdad que el mitraísmo enseña que Mitra nació de una virgen?

Yamauchi: “No, eso definitivamente no es verdad. Mitra nació de una roca”.

¿Y qué de la aseveración de que Mitra nació un 25 de Diciembre?

Yamauchi: “Otra vez, eso no es un paralelo [con el cristianismo]”.

¿Por qué no?

“Porque nosotros no sabemos la fecha en que Jesús nació. Las fechas más tempranas celebrada por los cristianos era Enero 6 – de hecho, esa es la fecha en que todavía se celebra [el nacimiento de Cristo] en muchas iglesias en Oriente”.

Yamauchi pasa entonces a explicar cómo fue que la fiesta de Mitra llegó a asociarse con la del Sol Invictus y, consecuentemente, con el 25 de Diciembre. Pero no fue, sino hasta el 336, un año antes de la muerte de Constantino, que esa fecha fue oficialmente asignada al nacimiento de Jesús.

¿Es cierto que Mitra fue un maestro itinerante que se rodeó de 12 discípulos?

Yamauchi: “No; Mitra fue un dios, no un maestro”

¿Y qué de aquellos que dicen que Mitra ofreció inmortalidad a sus seguidores?

Yamauchi: “Bueno, eso puede ser inferido, pero ciertamente esa era la esperanza de muchos seguidores de cualquier religión. Así que eso no es sorprendente”.

¿Y acaso no es cierto que Mitra se sacrificó a sí mismo por la paz del mundo?

Yamauchi: “Eso es leer teología cristiana donde no está. Él no se sacrificó a sí mismo, sino que mató a un toro”. Más adelante, Yamauchi hace la observación de que las primeras prácticas que reportan la existencia del rito conocido como “taurobolium” o bautismo de los fieles con la sangre de toro, son del siglo II después de Cristo. El erudito Suizo Gunter Wagner está de acuerdo en que este tipo de ritual aparece por primera vez durante el reinado de Antonino Pío, en el 160 d.C.

Pero todavía hay algunos que alegan que Mitra fue enterrado en una tumba y que resucitó al tercer día. ¿Hay algo de cierto en eso?

Yamauchi: “Nosotros no sabemos nada acerca de la muerte de Mitra. Tenemos muchos monumentos, pero casi no tenemos evidencia textual, porque era una religión secreta. Pero yo no conozco ninguna referencia a su supuesta muerte y resurrección”.

¿Y qué del hecho de que Mitra era considerado el Buen Pastor, el camino, la verdad y la vida, el Logos, el Redentor, el Salvador?

Yamauchi: “No, otra vez eso es introducir teología cristiana dentro del [mitraísmo]”.

¿Pero acaso no es cierto que en el Mitraísmo se celebra una cena sacramental similar a la Santa Cena celebrada en el cristianismo?

Yamauchi: “Las comidas comunes se encuentran en casi todas las demás comunidades religiosas… En el caso del cristianismo, su comida se basa claramente en la Pascua, no en ninguna religión de misterio”.

En fin, que muchas de las supuestas similitudes entre el cristianismo y el mitraísmo, o entre Jesús y Mitra, se basa en leyendas urbanas que no descansan en argumentos sustentados con evidencias. Como dice el renombrado historiador de religión de la Universidad de Chicago, Mircea Eliade: “No existe ninguna razón para suponer que el Cristianismo primitivo haya sido influenciado por los misterios helenísticos”.

© Por Sugel Michelén. Todo Pensamiento Cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: