¿Escribió Marcos el evangelio que lleva su nombre?

En vista de que algunas personas con las que trato cuestionan la autenticidad del evangelio de Marcos, y más específicamente su autoría he resuelto hacer este estudio para alejar toda duda sobre este punto.

A algunos puede parecerles algo simple el decir que Marcos fue el autor de este evangelio, pero créanme que no lo es.

Para empezar, todos los evangelios son anónimos, es decir que los autores escogieron no poner su firma como autor del libro. Encima tampoco tenemos escritos de la época del autor que certifiquen su autoría.

Dados estos hechos saltamos a la pregunta en cuestión ¿Cómo sabemos que Marcos fue el autor de este evangelio?

Primeramente debemos saber que toda la tradición de la iglesia primitiva el segundo Evangelio con Marcos, y afirma que Marcos escribió lo que Pedro predicó. A continuación un listado de frases extraídas de documentos escritos por la iglesia.

Según nos narra Eusebio de Ceasarea, Papías (Siglo I) dijo “El anciano (Esto es el apóstol Juan)decía también lo siguiente: Marcos, que fue el intérprete de Pedro, puso puntualmente por escrito, aunque no con orden, cuantas cosas recordó referentes a los dichos y hechos del Señor. Porque ni había oído al Señor ni le había seguido, sino que más tarde, como dije, siguió a Pedro, quien daba sus instrucciones según sus necesidades, pero no como quien compone una ordenación de las sentencias del Señor. De suerte que en nada faltó Marcos, poniendo por escrito algunas de aquellas cosas, tal como las recordaba. Porque en una sola cosa puso cuidado: en no omitir nada de lo que había oído y en no mentir absolutamente en ellas”

Ireneo (Siglo II) dijo: “Marcos mismo, el discípulo e intérprete de Pedro, nos transmitió por escrito lo que Pedro había predicado.”

El autor del Canon Muratoriano (siglo II) en su primera línea se refiere a la presencia de Marcos en los discursos de Pedro y su consecuente composición del Evangelio.

Justino Mártir ( siglo II) dijo “Cristo le dio el título de “Boanerges” a los hijos de Zebedeo. Esto está escrito en las “memorias” de Pedro.”. Cabe resaltar que este hecho es narrado exclusivamente en el evangelio de Marcos.

Clemente de Alejandría (Siglo II) basándose en la autoridad de “los ancianos presbíteros”, nos dice que, cuando Pedro predicaba públicamente en Roma, muchos de los que le escuchaban exhortaron a Marcos, como uno que había seguido a Pedro por mucho tiempo y recordaba lo que había dicho, para que lo escribiera, y que Marcos”, compuso el Evangelio y se lo dio a los que le había preguntado por él.”

Orígenes (Siglo II) dijo “Marcos escribió y Pedro lo dirigió“

Tertuliano (Siglo II y III) dijo “El (evangelio) que Marcos publicó puede afirmarse ser de Pedro cuyo intérprete fue Marcos. “

Eusebio (Siglo III) “Pedro aprobó o autorizó la obra de Marcos“

San Jerónimo (Siglo IV) dijo “Marcos escribió un Evangelio corto a pedido de los hermanos de Roma, y que Pedro autorizó que se leyera en las iglesias” y también dijo “El Evangelio de Marcos fue compuesto mientras Pedro narraba y Marcos escribía.“

Esta lista nos hace ver la aceptación de este evangelio como escrito por Marcos. Por otra parte no se ha encontrado hasta la fecha un solo escrito antiguo que diga lo contrario.

Otro punto a considerarse es la naturaleza del autor en cuestión. Como todos saben, en caso de una falsificación se procura que el autor sea alguien de importancia y preferiblemente un testigo presencial de los hechos. Así tenemos evangelios apócrifos pseudoepigráficos con autores como Tomás, Santiago, Mateo, Maria, José el carpintero, Pedro, Bernabé, Felipe, María Magdalena, etc.

Todos ellos tienen en común el haber sido testigos presenciales de los hechos, sin embargo Marcos estuvo ausente de casi todos (sino de todos) los hechos relatados. Si la autoría de este evangelio no se atribuyó a un apóstol de talla reconocida , o por lo menos a algún testigo presencial  es evidencia de la autenticidad de este evangelio y de que  para todos era indiscutible que el autor de este evangelio era Marcos.

A continuación enumeramos las distintas objeciones a Marcos como autor de este evangelio:

Falta de certificaciones de primera mano

Algunos argumentan que si bien todos estos escritores mencionaron a Marcos como autor del evangelio en cuestión,  también es cierto que recibieron todo esto de segunda o tercera mano, es decir, ya habían muerto tanto el autor como los testigos de su autoria para la fecha en que estas fuentes se escribieron.

Aunque nos parece que este argumento es sin duda  inteligente, pasa por alto el hecho de que los escritos arriba mencionados atestiguan la existencia de una antigua tradición consistente y diseminada. Esta tradición nos hace ver que la Iglesia aceptaba a Marcos como escritor del evangelio desde antes del siglo primero.

El que fuera universalmente aceptado que el evangelio de Marcos fue de hecho escrito por Juan Marcos en la iglesia de los primeros cuatro siglos y que no hubiera nadie que considerara esto digno de refutarse es significativo.

Mas aun, consideremos que las contiendas por puntos doctrinales y las discrepancias entre autores sobre hechos históricos siempre estuvieron presentes en la historia de la Iglesia. Por ejemplo, mientras Ireneo exalta a Papías y lo menciona como discípulo de Juan el Apóstol, Eusebio de Cesarea no cree mucho en él y dice que no fue discípulo de Juan el Apóstol sino de otro Juan.

Muchos evangelios apócrifos salieron y fueron descartados y catalogados como falsos por parte de la Iglesia, pero ninguno dijo nada malo con respecto de Marcos, y nadie tampoco trató nunca de decir que Marcos no lo escribió.

En una comunidad donde habían tantas personas dispuestas a refutar y escribir en contra de los errores y de aquellos que los cometían, nos parece sorprendente no encontrar un solo escritor que diga no creer que Marcos escribiera este evangelio.

Papías como fuente original

Otro argumento es decir que todos los escritores posteriores se basaron en Papías, y que este pudo estar equivocado, o bien inventarlo. No obstante, al comprobar la opinion de todos estos antiguos escritores notamos discrepancias entre ellos. Por ejemplo Ireneo insinúa que Marcos escribió después de la muerte de Pedro, mientras que la mayoría de los escritores ponen a Pedro autorizando su escritura.  Clemente de Alejandría menciona como su fuente no una sola, sino “los ancianos desde el principio”. Justino Martir llama a este evangelio “Las Memorias de Pedro”. Estas discrepancias hacen obvio que se tomaron distintas fuentes para presentar este argumento y no meramente las palabras de Papías.

Conclusión

En vista de estos datos nos parece que la autoria de este evangelio por parte de Marcos queda demostrada mas allá de toda duda razonable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: