¿Hay suficiente evidencia histórica de la existencia de Jesucristo?

RODEADO DE NIÑOS.png

Por lo general, cuando se hace esta pregunta, la persona que la hace pide también “evidencia extra bíblica”.  No entiendo por qué la Biblia no puede ser considerada como una fuente de evidencia para la existencia de Jesús.  El Nuevo Testamento contiene cientos de referencias a Jesucristo. Son tantas las copias de estos escritos y coinciden tanto unos con otros que no cabe lugar para la falsificación.

Hay quienes dicen que la fecha de la escritura de los Evangelios fue en el siglo II DC, más de 100 años después de la muerte de Jesús. Incluso si este fuera el caso (que discutimos fuertemente), en términos de documentos antiguos, escritos a menos de 200 años después de que  los eventos tuvieran lugar se consideran evidencias muy confiables.

El valor del Nuevo Testamento como documento histórico:

La Extraordinaria cantidad de manuscritos conservados hasta el día de hoy, todos confirmando la misma historia. 5000 manuscritos griegos, 10,000 manuscritos latinos y 9,000 en otras lenguas. Todos van desde 100 años luego de los hechos hasta 300 años luego de los hechos.

La gran mayoría de los estudiosos (cristianos y no cristianos) admite que las epístolas de Pablo  fueron de hecho escritas por Pablo, al menos 7 de ellas en la mitad del siglo I DC, menos de 40 años después de que Jesús muriera.

Comparemos con otros escritos:

Escritor o libro Importancia histórica Cantidad de copias conservadas Tiempo entre hechos y manuscritos
Tácito Detalles sobre la historia de roma 20 copias 1000 años
Platón Fundamento filosofía antigua 7 copias 1200 años
Crónicas de Manetón Establecimiento cronología faraónica 4 versiones resumidas de otros autores 3000 años
Tucidides Recuento de la historia Esparta y Atenas 8 manuscritos 1350 años
William Shaskespeare Considerado el mas grande dramaturgo 0 manuscritos.
Iliada de Homero  Mas importante libro de la literatura griega antigua 643 manuscritos  información no encontrada por ahora

 

Algunos escritos históricos que hablan de Jesús :

A pesar de que el ministerio de Jesús fue confinado a un área de poca importancia en un pequeño rincón del Imperio Romano, una sorprendente cantidad de información acerca de Jesús se puede extraer de las fuentes históricas seculares.

·        Tácito romano del siglo I, que es considerado uno de los historiadores más precisos del mundo antiguo, menciona “cristianos” supersticiosos (de Christus, que en latín significa Cristo), que sufrió bajo Poncio Pilato, durante el reinado de Tiberio.

Por lo tanto, aboliendo los rumores, Nerón subyugó a los reos y los sometió a penas e investigaciones; por sus ofensas, el pueblo, que los odiaba, los llamaba “cristianos”, nombre que toman de un tal Cristo, que en época de Tiberio fue ajusticiado por Poncio Pilato; reprimida por el momento, la fatal superstición irrumpió de nuevo, no sólo en Judea, de donde proviene el mal, sino también en la metrópoli [Roma], donde todas las atrocidades y vergüenzas del mundo confluyen y se celebran.

Anales, 15:44:2-3

·        Suetonio, secretario en jefe del emperador Adriano, escribió que había un hombre llamado Cresto (o Cristo) que vivió durante el primer siglo.

A los judíos, instigados por Chrestus, los expulsó de Roma por sus continuas revueltas

Vit. Caes., Claud., 25.

·        Flavio Josefo es el más famoso historiador judío. En sus Antigüedades que se refiere a Santiago, “el hermano de Jesús, llamado Cristo.

Por aquel tiempo existió un hombre sabio, llamado Jesús, [si es lícito llamarlo hombre], porque realizó grandes milagros y fue maestro de aquellos hombres que aceptan con placer la verdad. Atrajo a muchos judíos y a muchos gentiles. [Era el Cristo.] Delatado por los principales de los judíos, Pilatos lo condenó a la crucifixión. Aquellos que antes lo habían amado no dejaron de hacerlo, [porque se les apareció al tercer día resucitado; los profetas habían anunciado éste y mil otros hechos maravillosos acerca de él.] Desde entonces hasta la actualidad existe la agrupación de los cristianos.

Antigüedades judías18:3:3.

Ananías era un saduceo sin alma. Convocó astutamente al Sanedrín en el momento propicio. El procurador Festo había fallecido. El sucesor, Albino, todavía no había tomado posesión. Hizo que el sanedrín juzgase a Santiago, el hermano de Jesús, [llamado Cristo]y a algunos otros. Los acusó de haber transgredido la ley y los entregó para que fueran apedreados.

Antigüedades judías, 20:9:1.

En 1972 el profesor Schlomo Pines, de la Universidad Hebrea en Jerusalén, anunció su descubrimiento de un manuscrito árabe del historiador melquita Agapio sobre un texto de Claudio Josefo. El texto de Agapio es el siguiente:

“En este tiempo existió un hombre de nombre Jesús. Su conducta era buena y era considerado virtuoso. Muchos judíos y gente de otras naciones se convirtieron en discípulos suyos. Los convertidos en sus discípulos no lo abandonaron. Relataron que se les había aparecido tres días después de su crucifixión y que estaba vivo. Según esto fue quizá el mesías de quien los profetas habían contado maravillas.”

·        Julius Africanus cita al historiador Talo en una discusión sobre la oscuridad que siguió a la crucifixión de Cristo (escritos existentes, 18).De Thallos o Talo elsamaritano (3), sólo conocemos con certeza que escribió después del año 52 d.C. una historia universal en tres tomos, llamada Historia Siríaca, en idioma griego, que se perdió casi en su totalidad, aunque algunos fragmentos se han conservado por las citas que hicieron algunos autores antiguos y medievales. De ser cierto el testimonio de Thallos, ello nos daría el indicio de que la narración de la pasión de Cristo ya era conocida hacia el año 50 entre los nobles romanos, tan conocida, que Thallos, que era samaritano, pensó que se debía impugnar la interpretación de los cristianos, dando una interpretación racional, en este caso como un eclipse de sol lo que aquellos consideraban un portento divino. Es por eso interesante comprobar que a Thallos no se le ocurrió negar el acontecimiento, lo cual indica que debía tratarse de un suceso bastante comentado y notorio.

“Hubo tinieblas en todo el mundo, produciéndose la más espantosa oscuridad. Muchas rocas quedaron partidas por la mitad debido al terremoto y muchos lugares en Judea y en otros distritos fueron derribados. Me parece poco razonable que Talo, en el tercer libro de sus historias, intentase justificar estas tinieblas como si hubieran sido debidas a un eclipse solar, puesto que los judíos celebraban la Pascua en el día 14, según la luna y la muerte de su Salvador cae en el día anterior a la Pascua. Pero un eclipse solar es algo que solo se puede producir cuando la luna se encuentra debajo del sol, así que ¿cómo era posible que se hubiese producido un eclipse cuando la luna se encontraba justo delante del sol?”

 (Julius Africanus, Historiae lib. III).

·        Plinio el Joven, en Cartas 10:96, registra prácticas de culto cristiano, incluyendo el hecho de que los cristianos adoraban a Jesús como Dios y eran muy éticos, e incluye una referencia a la fiesta de amor y la Cena del Señor.

Haga click aquí para leer la carta de Plinio el Joven.

·        Eusebio de Cesarea (264 – 340), en su Crónica, citó a Flegón quien mencionó que durante el cuarto año de la olimpiada 202 (32/33 ) “un gran eclipse solar ocurrió a la hora sexta y que duró excepcionalmente respecto a otras, convirtiendo el día en noche pudiéndose ver las estrellas en el cielo y la tierra en Bitinia y los edificios de Nicea”. Eusebio también mencionó que un cronista griego anónimo hace referencia al mismo fenómeno y algunos sismos, por lo que concluyó que fueron los eventos ocurridos durante la crucifixión.

·        El Talmud de Babilonia confirma la crucifixión de Jesús en la víspera de la Pascua y las acusaciones contra Cristo de practicar la brujería y la apostasía judía.

·        Tertuliano en su Apologeticus, dice que los que no estaban al tanto de las profecías “atribuyeron indudablemente la oscuridad a un eclipse”. Él sugiere que la evidencia es clara: “ustedes se dieron cuenta del portento que estaba escrito.”

·        Luciano de Samosata fue un escritor griego del siglo II que admite que Jesús fue adorado por los cristianos, introdujo nuevas enseñanzas, y fue crucificado por ellos. Dijo que las enseñanzas de Jesús incluían la hermandad de los creyentes, la importancia de la conversión, y la importancia de negar a otros dioses. Los cristianos vivían de acuerdo a las leyes de Jesús, creían ser inmortales, y se caracterizaban por el desprecio de la muerte, la auto-devoción voluntaria y renuncia a los bienes materiales.

   “Estos cristianos lo honraban como Dios, lo consideraban un legislador y lo elevaban como su guía, […] aquél hombre que fue crucificado en Palestina por haber introducido esta doctrina nueva en el mundo”.

 (op. cit. 11)

            “De hecho, estos desventurados estaban convencidos de que serían inmortales y vivirían por toda la eternidad y en base a ello desprecian la muerte y la mayor parte de ellos se entregan conscientemente a la muerte. Además, su primer legislador les convenció de que son todos hermanos entre sí una vez que tras haber rehusado venerar a los dioses griegos se postran ante aquel mismo sofista que fue crucificado y viven de acuerdo con sus normas”

(op. cit. 13).

·        Mara Bar-Serapion confirma que Jesús se pensaba que era un hombre sabio y virtuoso, era considerado por muchos como el rey de Israel, fue condenado a muerte por los judíos, y vivió en las enseñanzas de sus seguidores. No hay acuerdo sobre la antigüedad de la carta, pero la mayoría de los estudiosos la fechan en la primera mitad del siglo II o incluso en el último cuarto del siglo I.

¿Qué ventaja obtuvieron los atenienses cuando mataron a Sócrates? Carestía y destrucción les cayeron encima como un juicio por su crimen. ¿Qué ventaja obtuvieron los hombres de Samo cuando quemaron vivo a Pitágoras? En un instante su tierra fue cubierta por la arena. ¿Qué ventaja obtuvieron los judíos cuando condenaron a muerte a su rey sabio? Después de aquel hecho su reino fue abolido. Justamente Dios vengó aquellos tres hombres sabios: los atenienses murieron de hambre; los habitantes de Samo fueron arrollados por el mar; los judíos, destruidos y expulsados de su país, viven en la dispersión total. Pero Sócrates no murió definitivamente: continuó viviendo en la enseñanza de Platón. Pitágoras no murió: continuó viviendo en la estatua de Hera. Ni tampoco el rey sabio murió verdaderamente: continuó viviendo en la enseñanza que había dado.

citado desde Penna, Romano: Ambiente histórico-cultural de los orígenes del cristianismo: textos y comentarios, pág. 319, Bilbao, 1994.

·        Todos los escritos gnósticos (El Evangelio de la Verdad, El Apócrifo de Juan, el Evangelio de Tomás, el Tratado sobre la Resurrección, etc.) ya que todos mencionan a Jesús.

De hecho, casi podemos reconstruir el evangelio sólo de primeras fuentes no cristianas: Jesús fue llamado el Cristo (Josefo), hizo “magia”, llevó a Israel a nuevas enseñanzas, y fue colgado en la Pascua por ellos (Talmud de Babilonia) en Judea (Tácito), pero dijo ser Dios y volvería (Eliezer), que sus seguidores creían, adorarlo como a Dios (Plinio el Joven).

Algunas evidencias arqueológicas importantes:

  • En el año 1961 se descubrió en Cesarea un monumento con el nombre de Poncio Pilato inscrito en el.
  • En el año 1990 se descubrió en Jerusalem un osario con el nombre de Caifás inscrito en el.
  • Otro osario fue anunciado en el 2002 con la inscripción Jacobo hijo de José hermano de Jesús. Recordemos que en estos casos la costumbre era colocar el nombre del padre o de la región donde vivió, nunca del hermano. Al parecer este Jesús era importante para que estuviera inscrito. El osuario fue descubierto al sur de Jerusalén.

Conclusión

Hay pruebas abrumadoras de la existencia de Jesucristo, tanto en la historia secular como en la bíblica, pero tal vez la mayor evidencia de que Jesús existió es el hecho de que miles de cristianos en el siglo I de nuestra era, como los doce apóstoles, estaban dispuestos a dar su vida como mártires por Jesucristo. La gente va a morir por lo que creen que es verdad, pero nadie va a morir por lo que saben que es una mentira.

Responses

  1. Exelente

    • Quien no no fuese fanático, no puede ser tajante y negar que tal vez jesús haya existido…pero lo cierto es que fué una leyenda urbana, un hombre que habrá tenido relevancia, pero casi desconocida… las propias crónicas de Tacito Romano y Flavio Josefo…aunque en este blog las citas están manipuladas como lo hicieron con muchos de los libros de la biblia. la verdad es que casi no hay informes relacionados a Jesús por historiadores o fuentes externas a los creyentes, y ésto es una evidencia que su ministerio no fué tan impresionante como lo describen los creyentes. Jesús fué un revolucionario en una época muy convulcionada de la historia del medio oriente… proclamó una religión distinta del la ortodoxa cansado de la forma en que los judios reprimian a la nueva generación, y esa actitud lo llevó finalmente a la muerte.
      Es aquí en donde se convierte en un martir no sólo de la religión judia clásica, sino tembién del neojudaismo cristiano…pero en éste tiempo, todas las leyendas que se le atribuyeron despúes no sucedieron en absoluto… es decir. las leyendas de sus obras y milagros, fueron agrandandose de boca en boca, conviertiendolo en una leyenda entre 100 y 300 años despúes de su muerte. La evidencia de ésto está en las contradicciones que se ven en los libros llamados apócrifos tanto de Judas iscariote como la de María Magdalena…..a medida que pasaban los años, cada sector creyende iva modificando la leyenda a su conveniencia hasta que ya no podrian ser relacionadas estrechamente entre ellas… y de allí que haya LIBROS PROHIBIDOS en el nuevo testamento.
      En sintesís ..Jesús existió… pero fué un hobre común y corriente, sin poderes ni milagros, tenía mucho carisma y se llevó unos pocos seguidores fanáticos quienes se encargaron de crear la mayor farza de la historia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: