¿Los de otras religiones no son hijos de Dios por su lugar de nacimiento?

paises.jpg

…una pregunta que me surge, es quizá, los eskimales, los musulmanes, los islamitas no son hijos de dios por su desatinado lugar de nacimiento??

(Rodrigo)

Gracias rodrigo por su pregunta. Quiero que sepan que responder a esta pregunta me llevará a entrar a algunos aspectos poco conocidos y profundos de la doctrina cristiana. También es posible que hiera el orgullo religioso de alguno, aunque no es mi intención de corazón. Por favor si algo no está claro, o hay alguna duda me lo dejan saber.

Bueno, de lleno le entramos al tema. Empecemos por el primer punto:

Punto 1: No es de interés de la Biblia hacerme creer en Dios

Muchos se van a encontrar esto contradictorio, o extraño, pero no lo es. Dios no se esfuerza por hacer que la gente crea en Él, sino que habla a aquellos que ya creen en él.

Veamos el primer capítulo y versículo del Génesis:

En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

Génesis 1:1

 

Así comienza nuestra Biblia. Fíjense como Dios no trata de presentarse, ni explicar quien es, ni las intenciones que tiene, antes bien da por sentado que el que lee la Palabra sabe que existe.

Más todavía, no existe un solo verso de las escrituras en que Dios se esfuerce por demostrar que Él es real, que existe o que es quien dice ser. En su lugar sólo nos habla como si ya nos conociera.

Así vemos que nosotros los hombres somos los que tratamos vanamente de convencer a otros hombres de que Dios es real, no Dios. Algunos son motivados por un genuino deseo de salvar a sus semejantes, pero otros solo quieren imponer su voluntad o lograr una hazaña de la cual sentirse orgullosos.

Punto 2: Casi todos creen en un creador

Para explicarme mejor voy a transcribir mi traducción de un fragmento griego atribuido a Pedro el apóstol quien discurre brevemente sobre este tema.

Sabed entonces que hay un solo Dios que hizo el comienzo de todas las cosas y tiene potestad sobre su fin; El invisible que todo lo ve, el incontenible que lo contiene todo, que no tiene necesidad de nada pero de quien todas las cosas están en necesidad y por cuya causa existen, incomprensible, perpetuo, incorruptible, increado, que hizo todas las cosas con la palabra de su poder esto es, el Hijo.
Este Dios que ustedes adoran, no a la manera de los griegos. . . mostrando que nosotros y los buenos griegos (aprobados) adoramos al mismo Dios, aunque no de acuerdo con un conocimiento perfecto, porque no habían aprendido la enseñanza del Hijo.

WOW!! ¿Qué los griegos adoran al mismo Dios que nosotros? ¿Cómo es esto posible? ¿Acaso me dice Pedro que Zeus y YHVH son el mismo Dios? en ninguna manera puesto que Zeus es un dios falso. De lo que el apóstol habla es de que ambos creemos en la existencia de un Dios creador del universo, y ambos adoramos a este ser.

Pero, ¿significa esto que los griegos adoran al Dios verdadero? para nada, porque ellos se extraviaron en su ignorancia y no buscaron conocer al Dios verdadero, sino que dándose por vencidos antes de intentar conocerle, crearon un dios producto de su imaginación que llenara el lugar que le corresponde al dios verdadero en sus corazones y luego elaboraron historias y fábulas que pudieran acallar sus conciencias.  Por eso prosigue el apóstol diciendo:

Llevados por ignorancia y por no conocer a Dios como nosotros, de acuerdo con el conocimiento perfecto, sino dándole forma a cosas sobre las que se les dio poder para su uso, incluso madera y piedras, latón y hierro, oro y plata.  Olvidando su material y uso adecuado , crearon cosas inútiles a su existencia y las adoraron ; y a las cosas que Dios nos ha dado para el alimento, las aves del cielo y a las criaturas que nadan en el mar y se arrastran sobre la tierra, las bestias salvajes y el ganado de cuatro patas del campo, comadrejas también y ratones , gatos , perros y monos ; sí, sus propios comestibles sacrifican como ofrendas a dioses comestibles , y ofreciendo cosas muertas a los muertos como a dioses , ellos muestran ingratitud a Dios, por estas prácticas que niegan que existe.

Y también estamos de acuerdo con él en que creer que los muertos crearon el universo niega que existe, puesto que es por demás absurdo siendo que una vez estuvieron vivos, y que para poder vivir habitaron forzosamente en el universo que dicen haber creado, formando una paradoja. Además, si tuvieran el poder para crear el universo, en primer lugar no habrían muerto.

Luego tenemos que la inmensa mayoría de los dioses falsos tienen forma de cosas ya creadas y presentes en el universo, lo cual contradice toda lógica, puesto que si tienen plumas para volar necesitan de una atmósfera que se los permita, y si tienen patas es para caminar en la tierra que fue creada, y si tienen órganos visibles es para interactuar con las cosas para las que dichos órganos existen.

Pero mi interés no es abundar en esto sino hacer una especie de introducción a lo que dice la palabra:

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto,  pues Dios se lo manifestó.

 Porque las cosas invisibles de él,  su eterno poder y deidad,  se hacen claramente visibles desde la creación del mundo,  siendo entendidas por medio de las cosas hechas,  de modo que no tienen excusa.

 Pues habiendo conocido a Dios,  no le glorificaron como a Dios,  ni le dieron gracias,  sino que se envanecieron en sus razonamientos,  y su necio corazón fue entenebrecido.

 Profesando ser sabios,  se hicieron necios,  y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible,  de aves,  de cuadrúpedos y de reptiles.

 

Romanos 1:18-23

De manera que Dios nos ha hecho saber de su existencia a través del universo. Esto explica el por qué en tantos pueblos y naciones sobre la tierra hay tantas personas que adoran un dios creador, sin importar como le llamen.

Punto 3: Sobre el pecado

Veamos cómo define la Biblia el pecado

Todo aquel que comete pecado,  infringe también la ley;  pues el pecado es infracción de la ley.

1 Juan 3:4

 

De manera que la Ley y el pecado están ligados. Cada vez que se transgrede la Ley se comete pecado. ¿Y qué pasa cuando no hay ley?

Pues la ley produce ira;  pero donde no hay ley,  tampoco hay transgresión.

Romanos 4:15

 

Asi que aquellos a quienes no se les ha dado la ley de Dios tampoco pueden haberla transgredido. Alguno preguntará entonces ¿significa que podemos entonces pecar sin consecuencias? para nada, porque Cristo mismo nos ha entregado un mandamiento:

Jesús le respondió:  El primer mandamiento de todos es:  Oye,  Israel;  el Señor nuestro Dios,  el Señor uno es.

 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,  y con toda tu alma,  y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.  Este es el principal mandamiento.

 Y el segundo es semejante:  Amarás a tu prójimo como a ti mismo.  No hay otro mandamiento mayor que éstos.

Marcos 12:29-31

 

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros;  como yo os he amado,  que también os améis unos a otros.

 En esto conocerán todos que sois mis discípulos,  si tuviereis amor los unos con los otros.

 Juan 13:34-35

 

Y obviamente quien dice ser cristiano primero tiene que seguir a Cristo, por consiguiente, si amamos a Dios y a los hombres entonces somos cristianos. Porque si Cristo solamente nos entrega dos mandamientos y no cumplimos ninguno de los dos, ¿Cómo podremos considerarnos sus seguidores? Esto significa que si vemos o conocemos a alguien que no se mueve ni actúa según el amor, no importa que sea el líder más grande de tal congregación, o tele evangelista, o lo que sea, simplemente no puede considerarse cristiano.

Y alguno me dirá: ¿pero que pasa si tal o cual persona nunca ha escuchado de Cristo? ¿Podrá ser juzgada con justicia? Por supuesto que si, y lo vamos a ver en el siguiente punto.

Punto 4: La ley del corazón

porque no hay acepción de personas para con Dios.

 Porque todos los que sin ley han pecado,  sin ley también perecerán;  y todos los que bajo la ley han pecado,  por la ley serán juzgados;  porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios,  sino los hacedores de la ley serán justificados.

 Porque cuando los gentiles que no tienen ley,  hacen por naturaleza lo que es de la ley,  éstos,  aunque no tengan ley,  son ley para sí mismos,  mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones,  dando testimonio su conciencia,  y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,  en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres,  conforme a mi evangelio.

 Romanos 2:11-16

 

En todas partes la persona que mata a otra lo hace sabiendo que es incorrecto, de manera que la culpabilidad llega al alma. Si bien es cierto que en algunas culturas se enseña que lo contrario a la Ley de Dios es lo bueno, lo cierto es que lo natural en el hombre es identificarse a si mismo con los demás y reconocer el dolor como algo negativo. Si mi prójimo y yo somos semejantes, ¿como he de hacerle lo que no me gustaría que me hicieran a mi? De manera que la Ley escrita en nuestros corazones, es decir nuestra conciencia, nos juzgará en el día del juicio.

Entonces surge la pregunta ¿significa esto que los gentiles pueden salvarse sin Cristo? ¡Imposible! Porque la Ley de nuestro corazón ha sido transgredida muchas veces durante el transcurso de nuestra vida, lo que nos constituye en pecadores. Una vez mas:

Todo aquel que comete pecado,  infringe también la ley;  pues el pecado es infracción de la ley.

1 Juan 3:4

Así que si infringimos la Ley escrita en nuestro corazón entonces somos pecadores, de manera que necesitamos el sacrificio de Jesucristo para ser limpiados.

Luego ¿todos aquellos que no conocen a Cristo morirán? Sin duda alguna,  sin embargo, muchos que no oyeron el evangelio conocerán a Cristo. ¿O no vivió Abraham en Ur de los caldeos, esto es Babilonia, cuando conoció a Dios? ¿Y qué de Balaam quien vivió en la ciudad de Petor en Siria? ¿No da la Palabra testimonio de que hablaba con Dios? ¿Y que de Job, quien vivió en Uz de los edomitas y alcanzó grande estima ante Dios? Concluimos pues que Dios no necesita de ningún hombre para revelársele a nadie.

He escuchado que David Livingston mientras se abría paso por el África para predicar el evangelio a las tribus, se topó con una que estaba rogando al “Dios del cielo” para que les enviara a alguien que les mostrara el camino que debían seguir.

En resumen, Cristo es el camino, la verdad y la vida y nadie viene al Padre si no es por el. El cristianismo es exclusivista, no hay otra religión que salve. Sin embargo los hombres pueden conocer al Padre por la naturaleza, conocer Su Ley a través de sus conciencias, y conocer a Cristo por revelación, no importa donde se encuentren ni si alguna vez escucharon el evangelio.

¡Bendiciones!

 

Responses

  1. muy bueno, interesante y esclarecedor de muchas dudas que tenía, encontré buenas y lógicas respuestas sin preguntar, pasaba de casualidad por otros temas y tengo que agradecer. bendiciones a todos y que Dios nos siga ayudando a encontrar respuestas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: