¿Por que la Biblia tiene que ser explicada?

Nunca he entendido por que se tiene que “explicar” por que es tan ambiguo, por que se tiene que “estudiar”, por qué no es claro.

(Patricia Rizo)

Hola Patricia, bendiciones.

He querido responder a su comentario porque luego de leerlo y reflexionar me ha parecido excelente, y aprecio sus puntos de vista. A continuación mi análisis.

A decir verdad la Biblia no debería ser explicada. Dice la misma Palabra:

Y en cuanto a vosotros, la unción que recibisteis de El permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; pero así como su unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no mentira, y así como os ha enseñado, permanecéis en El.

Juan 2:27

La razón por la que vemos tantas explicaciones hoy en día es sencillamente porque la gente no toma tiempo para estudiarla, ni si quiera para leerla, y cuando lo hacen no aplican el sentido común a través de la hermenéutica (Cristianos Actuales Sufren Desconocimiento Bíblico).

Axioma: 

Es imposible conocer el contenido de un libro sin leerlo y es imposible conocerlo a profundidad sin estudiarlo. 

Con esto en mente no es sorpresa que haya que explicarla, porque de algún modo hay que compensar. Tampoco es sorpresa que existan cientos de explicaciones malas, destructivas y manipuladoras, porque entre aquellos que explican las escrituras una parte habla de lo que no sabe y otra parte aprovecha para manipular. Sin embargo pienso que la mayoría de las explicaciones que encontramos son sanas y con buena intención.

Creo que la clave es no depender de explicaciones sino ir directamente y estudiarla uno mismo. Escucharlo todo, pero juzgar la veracidad de todo lo que se oye sin descuidar la oración y aplicando las leyes de la hermenéutica bíblica. Eso fue lo que hizo la gente de Berea:

Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.

Hechos 17:10-11

Bendiciones.

A %d blogueros les gusta esto: